La batalla de Mollet

La conocida como Guerra del Francès, de la Independencia o Napoleónicas tuvo en Mollet uno de sus muchos enfrentamientos. Este ocurrió el 21 de enero de 1810. El mariscal Charles François Pierre Augereau trató desde Hostalric, introducir en Barcelona un convoy escoltado por 9.000 hombres. Mientras tanto, el general Duhesme saldría de Barcelona, vía Granollers, para encontrarse con él con 2.000 hombres.

El ejército español quiso interceptar el convoy y conseguir alguna ventaja. Por eso salió de Terrassa Lluís María González de Aguilar Torres de Navarra y Castro, marqués de Campoverde, y máxima autoridad militar de Cataluña. El general Duhesme estaba acampado entre Santa Perpetua de Mogoda y Mollet del Vallès. Las tropas de Campoverde cayeron sobre las primeras y las derrotaron. Campoverde marchó a Mollet. Allí había 1.500 soldados franceses, con 160 coraceros y dos piezas de artillería.

Los franceses se defendieron, con vigor, en el pueblo y en las alturas inmediatas de la población, manteniendo una lucha vivísima durante varias horas. Campoverde ordenó que sus tropas se acercaran a las enemigas. El general Duhesme, viéndose rodeado, se dio cuenta de que era inútil seguir resistiendo y se rindieron a discreción. Quedaron en manos de Campoverde 500 prisioneros de infantería, 140 de caballería, la artillería y todo el equipaje.

Los restos de las tropas del general Duhesme que pudieron llegar a Granollers, habrían muerto si no es porque el general Augereau llegó a tiempo, salvándolos de una muerte segura. Gracias a esta acción, y en haber cogido al enemigo mucho armamento, se creó el Regimiento de Coraceros de Cataluña.

César Alcalá

Historiador